Evo Morales noticias   SUBMIT


  close

Ocurrió hace dos semanas en Sucre. Unos folders impresos para la rendición pública de la Administración de Aeropuerto y Servicios Auxiliares a la Navegación Aérea (Aasana), tienen como logo la imagen del presidente Evo Morales y, debajo de él, el cargo de ‘dictador’ del Estado Plurinacional de Bolivia. Ayer, cuando se difundió el hecho, rápidamente se hizo viral tras su publicación en las redes. Para el director nacional de Aasana, Mauricio Arévalo Cabrera, se trata de un error, aunque no descarta que se deba a un intento de sabotaje a su gestión por los cambios que impulsa desde su administración.

“En el momento que recogimos los folders no nos percatamos que contenía esos errores, hemos utilizados solo unos treinta. Hay gente que no me quiere en Aasana porque entré con la idea de hacer cambios, cambios de malas actitudes”, afirmó en una entrevista en radio Fides.

Para opositores no se trata de un ‘error’ sino de una percepción que crece debido a que la población ve que no se respeta su voto, tras la decisión de Morales de postularse a un cuarto mandato, pese a los resultados del referendo del 21 de febrero de 2016. Así lo manifestó el senador y candidato a presidente por Bolivia Dice No, Óscar Ortiz, quien afirmó que “quién se aparta de la Constitución deja de ser un gobernante democrático y camina hacia una dictadura”.

Coincidió el candidato a presidente por el MNR, Virginio Lema, que dijo que “no se trata de un error sino del sentimiento de los bolivianos”. El líder de UN, Samuel Doria Medina, atribuyó este logo al ‘enojo’ de la gente que encuentran muchas maneras de protestar contra la repostulación. “Pasó de presidente a dictador, la imagen no miente”, escribió en su cuenta de Twitter.

Desde el oficialismo, el diputado Édgar Montaño, minimizó la impresión de estos folders, y dijo que ya sea un error o una protesta intencionada, lo único que muestra es que en Bolivia “hay libertad de expresión y no se restringe ningún tipo de manifestación”. El director de Aasana aseguró que se tomaron acciones legales en contra de la imprenta para sentar un precedente. Añadió que el proceso lo encabezará el ministerio de Obras Públicas.