Evo Morales noticias   SUBMIT


  close

El viceministro de Coordinación con los Movimientos Sociales, Alfredo Rada, se presentó ayer en una conferencia de prensa en la que recordó los hechos de febrero de 2003, un enfrentamiento entre policías y militares que terminó con la vida de 30 personas y dejó 200 heridos. La novedad fue el énfasis que puso en que la culpabilidad ya no recayó solamente en el expresidente Gonzalo Sánchez de Lozada, sino también en el entonces vicepresidente, hoy candidato presidencial, Carlos Mesa Gisbert.

Una fuente del equipo político de Mesa señaló ayer que el exmandatario no respondería a estas acusaciones.

Rada secundó lo publicado por el presidente Evo Morales en Twitter, y reseñó que el impuestazo de febrero de 2003 “afectaba el salario de los obreros y la clase media y fue aprobado por Gonzalo Sánchez de Lozada y Carlos de Mesa”, escribió el mandatario.

Su viceministro recordó que Goni anunció la medida, flanqueado por Mesa y el ministro Carlos Sánchez Berzaín y mostró un registro de video de esa conferencia de prensa. Luego, mencionó que el líder del MAS, Evo Morales, convocó a movilizaciones contra esa medida.

Todo esto derivó días después en un enfrentamiento entre policías y militares,conocido como los hechos de “febrero negro”.

Luego mostró un audio de las consecuencias, entre las que destacó la de un bombero herido. Rada presentó entonces a Daniel Manrique Villagómez, quien actualmente es funcionario gubernamental, quien contó su testimonio como lo hicieron otras dos personas.

Luego, mencionó un artículo escrito el 2013 por Mesa, en el que relata que el alza de impuestos a los salarios afectaba a menos del 5% de la población. El viceministro volvió a recalcar que Mesa fue autor activo de esos hechos luctuosos.

Mesa enfrenta problemas internos en su coalición. Víctor Hugo Landívar, vicepresidente del Frente Revolucionario de Izquierda (FRI) pidió este lunes la anulación de la alianza con el expresidente Carlos Mesa, porque transgrede los estatutos del partido que fue fundado por el extinto dirigente tarijeño Óscar ‘Motete’ Zamora.

Landívar fue suspendido de su cargo según el dirigente Edgar Guzmán “está notariada y es de conocimiento del Tribunal Supremo Electoral”, mientras que la dirigencia del FRI ratificó que la alianza sigue en pie. Mientras, un diputado del MAS amenazó a Mesa con un proceso penal si no demuestra que ese partido generó la suspensión de una conferencia que debía ofrecer en una universidad de Potosí.