Evo Morales noticias   SUBMIT


  close

Cívicos del país, reunidos en Cochabamba, ratificaron ayer la movilización indefinida para exigir la anulación de la resolución administrativa dictada por el Tribunal Supremo Electoral que habilitó al binomio del MAS Evo Morales-Álvaro García Linera. En caso de que no se produzca dicha anulación en un plazo de 72 horas hábiles -que corren a partir del lunes- instalarán piquetes de huelga de hambre, bloqueos y vigilias en todo el país.

En la resolución cívica, denominada “Por la democracia y el Estado de Derecho” también convocan a los jefes de los partidos políticos y sus candidatos a una reunión con el movimiento cívico con el fin de buscar acuerdos y consensos para preservar los valores democráticos y el cumplimiento estricto de la Constitución Política del Estado. A su vez, indicaron que llevarán una nueva representación ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CDIH) para que se pronuncie con prontitud sobre la reelección de Morales.

Los vocales del TSE, que participaron en un acto de posesión del nuevo titular y los seis suplentes del Órgano Electoral, que se celebró en la Vicepresidencia del Estado, se abstuvieron de responder a la resolución emitida ayer por los cívicos.

Por su lado, el presidente del Comité pro Santa Cruz, Fernando Cuéllar, explicó que las vigilias, marchas y bloqueos serán coordinados en cada región. Respecto al pedido que hicieron algunas plataformas ciudadanas de decretar un paro cívico nacional indefinido, el cívico cruceño dijo que si bien se analizó el tema, todavía no es oportuno, pero más adelante se verá si se llega a ese extremo. “Necesitamos un país con libertad, con autoridades que no estén sometidas a un régimen, donde se cumpla sus normas y su constitución”, explicó Cuéllar.

Tras concluir la reunión de emergencia de los líderes cívicos, el presidente de la entidad cochabambina, Juan Flores, fue el encargado de leer la resolución. Participaron también representantes universitarios, plataformas y mineros, entre otros.

Los marchistas

Las plataformas que promovieron la marcha por la Libertad y Democracia determinaron endurecer sus medidas a partir de enero de 2019, mientras tanto mantendrán las vigilias en los tribunales electorales departamentales y organizarán un paro y una huelga indefinida.

La tarde de ayer, luego de concluir la reunión de las plataformas que promovieron esta marcha, el presidente de la comisión de Movilización del Plan Sicurí, Vladimir Machicado, informó que harán vigilias de forma constante en cada tribunal electoral departamental, la misma que llevarán adelante plataformas y movimientos sociales.

También aprobaron preparar el paro nacional y la huelga general indefinida “hasta conseguir la desobediencia civil”, según Machicado. De todas maneras, esto último se deberá determinar en el tercer congreso que se realizará el 12 de enero en Santa Cruz, donde quieren involucrar a todas las plataformas ciudadanas y organizaciones sociales para que sumen fuerza.

En la capital cruceña ayer se mantenía la vigilia y el piquete de huelga de hambre se masificó para exigir que se respeten los resultados del 21-F y la Constitución. Uno de los reclamos también fue la ausencia de las autoridades e instituciones en esta lucha, porque más apoyo reciben de los ciudadanos, que acuden a darles su respaldo.

En La Paz

La vigilia que se instaló el 3 de diciembre frente al TSE fue levantada luego de la confrontación que se produjo el jueves entre un grupo de manifestantes con la Policía, porque terminaron afectadas sus carpas.

Beto Aztorga, de Otra Izquierda es Posible, explicó que los hechos violentos ocurrieron mientras ellos estaban en un mitin y dejaron solo a unos tres activistas cuidando sus pertenencias, por lo que cuando la Policía reprimió al grupo que los confrontó alzó sus carpas y se las entregaron en pésimas condiciones. Por ahora están en permanente reunión para determinar las nuevas medidas para a fin “recuperar la democracia, que se suspendan las primarias y que renuncien los vocales que aprobaron la resolución que habilitó la candidatura del binomio del MAS Evo Morales-Álvaro García Linera, desconociendo los resultados del referéndum del 21 de febrero de 2016, cuando ganó el No”.

De su lado, Óscar Rojas, que llegó en la marcha de Chulumani, encabezada por el dirigente indígena Fernando Vargas, reconoció que será muy difícil movilizarse en esta época de fin de año, pero exhortó a los ciudadanos a reforzar la lucha.